Créditos con garantía: todo lo que hay que saber antes de solicitar uno

Pese a que su uso está poco difundido en la Argentina, son una solución interesante para quienes necesitan conseguir un crédito a las mejores condiciones de financiación del mercado. Sus múltiples ventajas incluyen tasas más bajas, cuotas más accesibles y plazos más largos, como los que ofrece Agilis, compañía que busca revolucionar el mercado local y cambiar la manera en que se accede a un préstamo en el país.  

Cada vez más argentinos recurren a préstamos personales para pagar los consumos de la tarjeta de crédito, cancelar deudas, hacer realidad un proyecto o abrir un negocio. El poco acceso al crédito de calidad hace que sea difícil financiarse hoy en nuestro país.

A esta situación se le suma que solicitar un crédito genera incertidumbre y angustia conseguir un préstamo resulta muchas veces una experiencia tediosa, a causa de los mecanismos lentos, las largas esperas y la entrega de “papelerío” por los que hay que pasar, con el consiguiente riesgo de que luego la plata no alcance y se desaproveche la oportunidad.

En este contexto de volatilidad cambiaria, los créditos con garantía de libre destino se presentan como una opción tentadora para atender distintas finalidades, ya sea adquirir bienes de capital, consolidar deudas, comprar una vivienda o un local comercial, iniciar una inversión o poner en marcha una refacción, entre otras. Pese a que su uso aún está poco difundido en el país, poseen múltiples ventajas que muchos desconocen.

¿En qué consisten?

No hay que confundir al préstamo crédito clásico con el Crédito con Garantía hipotecaria. Mientras que el primero se solicita para abonar obligatoriamente la compra de una vivienda, el segundo se trata de una herramienta crediticia que tiene como principal objetivo ayudar a las personas a mejorar su salud financiera y no necesariamente apunta a la adquisición de una residencia: es de libre destino.

La modalidad se dirige a propietarios de inmuebles (garantía hipotecaria) o automóviles (garantía vehicular) que utilizan los bienes como respaldo del pago, pudiendo hacer uso de ellos mientras tanto. A pesar de que éstos continúan en posesión de los dueños, pasan a estar a nombre de la institución en cuestión (esto se realiza con el fin de solventar la deuda en caso de incumplimiento, lo que conlleva un proceso judicial y un posterior embargo).

De este modo, la transacción se considera de menor riesgo, ya que aumenta el compromiso por parte del deudor y la compañía obtiene una mayor seguridad de que el pago se va a efectuar, dando lugar a una mejora en las condiciones: se accede a tasas más bajas, plazos más largos, cuotas más accesibles y montos mayores. En consecuencia, a financiamiento de calidad.  

Así, como en el caso de Agilis –plataforma digital enfocada en la Argentina que otorga créditos con garantía y pretende revolucionar el mercado local con herramientas de base tecnológica, permitiendo un fácil acceso a préstamos de este tipo–, los plazos son de hasta 10 años (versus los 5 años que ofrecen como máximo los préstamos personales más generosos). En tanto, las tasas son desde el 18% en UVAs, que se actualizan con la inflación (versus el 130% en pesos que cobran hoy las tarjetas de crédito). Además, las cuotas son hasta casi 5 veces más bajas, de $ 2500 cada $ 100.000 de préstamo (versus $ 10.000 de cuota con un préstamo personal bancario y $ 23.000 de cuota con un préstamo personal no bancario) y los montos alcanzan hasta un 40% del valor del inmueble, de hasta $ 5 millones (versus los topes de $ 500.000 que tienen los préstamos personales para clientes premium). Tampoco hace falta un score financiero mínimo.

A un clic de distancia

Asimismo, otro de sus beneficios es que se lo puede tramitar de manera online. Principalmente, las fintechs brindan esta opción como una alternativa a los típicos productos que ofrecen las entidades bancarias para obtener crédito. Estas organizaciones poseen estructuras más sencillas que abaratan los gastos operativos y permiten un ahorro en los costos, y, por lo tanto, brindan condiciones de financiamiento más sanas. Teniendo al entorno digital como protagonista, el crédito en línea se vuelve más asequible, ya que cualquier persona con acceso a Internet puede solicitarlo.

“Usamos la tecnología para hacer que los procesos sean rápidos y eficientes. El camino tradicional para obtener un crédito, lento y burocrático, es cosa del pasado: le proporcionamos al consumidor una experiencia ágil, transparente y personalizada. Cuando todo se complica y cada minuto se traduce en más dólares (y pesos), nosotros la hacemos fácil: cotizamos el crédito a medida y damos una pre-aprobación inmediata 100% online”, sostiene Alejandro Safdie, Líder de Préstamos con garantía vehicular de Agilis, que además de financiar con capitales propios créditos de libre destino para dueños de inmuebles, ofrece préstamos a dueños de vehículos, una opción que acaba de presentar recientemente.

Gracias a las herramientas de valuación digital de propiedades que poseen estas plataformas, se pre-aprueban las solicitudes y se tasan los bienes por el canal digital en apenas unos minutos. El solicitante completa datos personales y cierta información sobre la propiedad que pone como aval, mientras que el sistema elige el préstamo que piensa que mejor se adapta a sus necesidades y le envía un cronograma de cuotas tentativo y un detalle de los términos y condiciones del crédito. Luego, le sigue un llamado para despejar dudas y brindar asesoramiento financiero a la persona interesada.

De esta manera, el cliente tramita todo de forma remota desde una computadora o un dispositivo móvil, como un celular o una tablet, y solo sale de su casa el dí­a de la firma, ahorrando tiempo y traslados. Por su parte, las empresas se comprometen a que el dinero se acredite a las semanas de presentarse la documentación (la entrega de esta información se hace también de forma online). “Ofrecemos una solución disruptiva para que todos accedan a un préstamo en pocos días. Desde Agilis, proporcionamos información clara, confiable y actualizada en tiempo real a lo largo de todo el proceso, acompañando desde el primer contacto hasta el día de firma”, asegura Safdie.

Si bien en la Argentina los créditos con garantía son poco conocidos y utilizados, tienen un gran potencial de expansión y son habituales en mercados maduros como los Estados Unidos y Europa, donde este tipo de préstamos llegan al 85% de la población mediante la monetización de activos. “Constantemente desarrollamos nuevas tecnologías para que sacar un crédito en la Argentina deje de ser un proceso traumático y se convierta en una experiencia amigable y disfrutable”, concluye el ejecutivo de Agilis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s